Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

CENDA

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

URL del sitio web: http://cenda.org Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“Añaskitu” p’anqa ñapis iskay chunka iskayniyuq watataña wawakunawan kawsachkan, wawakunawan kawsayninkumanta parlarikuspa, p’anqaman churamun. Kay kutipi yacharina, k’aqcha pukllaymanta, wakin chiqakunapi k’aqchataqa laq’a laq’a ninku.


1 Niñas jugando kaqchaWarmi wawas pukllayta qallarisqanku

Wasipi, yankunapi, canchaspi wawakuna posteman trapomanta manachay plástico bolsasmanta juch’uy murq’uta ruwaytawan, posteman q’aytuwan wataykunku, chapitaq uk phichqa, suqta wawakuna tantaykukuytawan murq’utaqa k’aqchanku, laq’anku kaymantaq, jaqaymantaq.

2 niñas niños jugando laqa laqa

Ñapis iskay qutupiña pukllarichkanku

Kay kutipi chaymanta “Añaskitu” qanman aparimusunki. Ángel, José Rojaswan wawakunawan parlarirqa, paykunapaqpis wasinkupi tatanku poste sayachisqa, wawasnin wawqi masisninkuwan pukllarikunankupaq. Ñawirina, pukllarikuna.

3 niñas con pelota

Ummm, warmi wawa pelota k'aqcharparin

4 niños con pelota

Qhari lluqallitus kutichinapaq wakisqaña

5 grupo de niños niñas

Iskaynin qutu sayk'urpanku k'aqcha pukllanapi.

Kay k'aqcha pukllanamanata "Añaskitu" p'anqa, Nº 97 yupaypi chararimun tukuy chayarinapaq. Kayqa chunka iskayniyuq laqhipi kachkan. Pukllaykunamanta yachariyta munaspaqa CENDA wasimanta, feriasmanta rantirikuychik "Añaskitu" p'anqata, manachay yaykuna cenda.org chiqaman, chaypi sinru "Añaskitu" p'anqa suyarichkasunkichik.

Pachi niyku Ángel, José Rojas wawakunata "Añaskitu" p'anqaman k'aqcha pukllaymanta willarisqankumanta, jinallataq tukuy wawakuna kay laq'a laq'a pukllanapi pukllarikusqankumanta.

Fotos y entrevista: Vladimir Rojas M.

Qillqan: Julia Román M.

Los niños y niñas de la Unidad Educativa “Yegua Cancha”, del municipio Vacas, provincia Arani estaban muy emocionados por la visita del “Añaskitu” a su unidad educativa, con todas las ganas de leer en quechua, ver los dibujos, juegos, cuentos se animan a comprar la revista Infantil Añaskitu Nº 97 junto al Periódico Conosur Ñawpaqman Nº 163. Los niños comentan: “El Añaskitu es muy útil, nos gusta mucho y nos divierte cuando leemos la información que nos trae”.


 Yegua cancha maestra compra Añaskitu

Maestra con niños Yegua cancha

ALGO DE SU HISTORIA DE LA UNIDAD EDUCATIVA “YEGUA CANCHA”

La maestra Cinthia Cruz muy emocionada nos cuenta un poquito de la historia de la Unidad Educativa “Yegua Cancha”.

“En la época de los “patrones” no habían escuelas”

“Antiguamente los patrones castigaban a los peones o sirvientes, quienes tenían necesidad de aprender a leer, razón por la que vieron como prioritario la creación de esta escuela, que fue fundada el 3 de agosto de 1947 bajo la dirección de los dirigentes señores Rosendo Gonzales y Celestino Rosas Ramírez.

“Antes a la escuela iban solo los varones”

En un principio, la enseñanza solo era para los varones, la escuela estaba construida con materiales del lugar como techo de paja, paredes de adobe y piedra. Desde su fundación hasta 1988 funcionó con solo con dos profesores; pero a partir de ese año, se quedó con un solo profesor debido a la separación de las comunidades de Paredones y Yegua Cancha.

Niños compran Añaskitu

Compran Añaskitu

“Funcionamos como multigrado”

En la actualidad la construcción ha mejorado, aunque sigue teniendo muchas necesidades; cuenta con 10 alumnos, de primer a tercer grado del nivel primario, los cuales pasan en un mismo aula por ser una escuela multigrado.

La maestra Cinthia también comentó que sus alumnos tienen un gran apego a la Revista Infantil “Añaskitu” y al Periódico “Conosur Ñawpaqman”.

añaskitu junto a niños

Niños con sus añaskitus

De esta manera las publicaciones de CENDA llegan a las comunidades, a las familias, a las ferias de poblaciones intermedias, llevando información en idioma quechua y castellano.

Por Betty Villca Mitma – UNSXX - CENDA.

Miércoles, 28 Junio 2017 18:28

Añaskitu Nº 96 “PAPA JALLMAY”

1995 watamantapacha "Añaskitu" p'anqa ruwakun, periódico "Conosur Ñawpaqman" nisqapta uña wawan jina. "Añaskituqa" wawakuna ñawinanpaq, wawakunap ruwayninkuta, yachayninkuta, kawsayninkuta qhichwa qallupi qillqarimun. Sutita churanapaqtaq, radio Raqaypanpawan uk atipanaku ruwakurqa, chaymanta "Añaskitu" suti lluqsimun, wawakunawan khuchka llank'anapaq, wawakunapura riqsinakunankupaq, "Añaskitu" niqta parlanarikunankupaq. Añaskituqa ñapis 22 watantaña junt’arpan.


Añaskitu N° 96 may chhika ruwaykunata wawakunamanta, wawakunapaq apamun, kay kutipi wawakunawan kikin jallp’a patapi parlarimurqa, siminkumanta yacharisun yakuta apaykachaymanta, pukllaykunamanta, ch’aki watamanta, may chhika yacharinapaq Añaskitupiqa, ñawirina kachun.

Es una revista para niños y niñas, inicia su trabajo desde 1995, para revalorizar los conocimientos y saberes de la población infantil del área rural y urbana, ediciones a cargo del Centro de documentación y Desarrollo Andino (CENDA), dirigido a la comunidad educativa, padres y madres de familia, y en idioma quechua.

Año 34. Estamos 34 años editando el periódico/revista bilingüe "conosur ñawpaqman", acompañando a las organización organizaciones sociales urbano rural, en la defensa de sus derechos y la vida. Fortaleciendo el uso del idioma quechua.

El Conosur Ñawpaqman Nº 162 les invita a leer temas nacionales, locales de vital importancia para los sectores del área rural urbana como la nueva ley de hoja de coca que establece 22 mil hectáreas, por otro lado también se cuestiona el monocultivo de forestación a causa de plagas en la agricultura.


 

Los paquetes tecnológicos “modernos” alteraron nuestros sistemas de producción.

Desde hace más de 30 años, instituciones de “desarrollo” y empresas dedicadas a los agro negocios, introdujeron paquetes tecnológicos en la línea de la revolución verde a los sistemas de producción de comunidades indígena originaria campesinas.


Modelos modernos de producción y sus consecuencias

Este nuevo modelo de producción consiste en la introducción de insumos químicos en todo el proceso de producción, tales como fertilizantes químicos, insecticidas, fungicidas y semillas certificadas, provocando alteraciones en los sistemas tradicionales de producción; mencionamos las más importantes:

  • Los fertilizantes químicos producen daños irreversibles en el suelo, como la desaparición de microorganismos benéficos que ayudan a los cultivos en la absorción de nutrientes.
  • Los insecticidas, fungicidas y otros biocidas provocan desequilibrios significativos en la naturaleza, porque su uso devasta todo forma de vida, así se pierden insectos benéficos que controlan de manera natural la población de insectos perjudiciales (control natural) y eso provoca una gran dependencia hacia el consumo de estos productos.
  • Las semillas introducidas por su condición comercial, desplazan a la gran cantidad de semillas nativas provocando su pérdida, cambio de sistema a monocultivo, por tanto mayor riesgo de producción, además a través de la Norma General sobre Semillas de Especies Agrícolas, se obliga al productor que compre semillas certificadas que los llaman de “calidad” de empresas semilleristas con una clara intención de hacer dependientes a los productores.

 

No solo las empresas semilleristas pueden producir semilla de calidad

Las empresas semilleristas y la normativa de semillas pretenden hacer ver que la semilla de “calidad” solo se puede producir con el uso de tecnologías sofisticadas (que solo tienen estas empresas), sin embargo familias productoras de la Subcentral Chillavi (Norte de Ayopaya), familias de comunidades de Tapacarí y de Vacas, han realizado prácticas de recuperación de la vitalidad y variabilidad del cultivo de papa a partir de la semilla botánica (mak´unku), obteniendo semillas de la misma calidad (como la semilla prebásica) que se obtienen en los laboratorios de las empresas semilleristas.

Según las experiencias de las familias productoras, se puede afirmar que a partir de la semilla botánica de papa se obtienen semillas sanas (sin enfermedades que comprometan el rendimiento).

Incrementa la variabilidad

Por otra parte, las semillas de cada baya (mak’unku) pueden producir plantas con diferentes características fenotípicas, incrementando la variabilidad genética y la resiliencia a factores climáticos.

Tuberculilllos

Cosecha de tuberculillos producto de la siembra con semilla botánica.

Se puede apreciar la variabilidad genética resultante.

(Chillavi, Ayopaya Mayo 2017. Producción en la parcela de doña Felicidad Mamani)

Además de calidad, también podemos producir nuestra propia semilla en cantidad

Cada baya (mak’unku) tiene en promedio 300 semillas de papa, y una planta tiene aproximadamente 20 bayas lo que quiere decir que de una sola planta de papa se obtienen 6.000 semillas.

1 Makunku bayas en parcela   2 sacando semilla de makunku baya   3 Semilla de baya o makunku

Bayas (mak’unkus) de una                   Obtención de semillas de                  Semilla botánica de papa obtenida

planta de papa                                           una baya de papa                       de los mak’unkus de una planta

Si hacemos cálculos matemáticos, en una parcela de 300 metros cuadrados (300 m2) se tienen 760 plantas de papa de donde se obtendrían como 4 millones de semillas del mak’unku (en años buenos). Con las experiencias de las familias se pudo ver que el porcentaje de germinación de la semilla botánica es de 20%, o sea se tendrían 800.000 plantines de papa germinados.

Apuntar a la autosuficiencia

En resumen, se puede afirmar que si obtenemos semilla botánica de papa a partir de las bayas (mak’unku) de una parcela de papa de 300 m2, alcanza fácilmente para la siembra de papa de las familias de toda una comunidad (hay que hacer notar que la obtención de semilla-tubérculo se realiza recién a partir del segundo año de producción con esta semilla botánica).

Estos datos nos muestran que las familias productoras de las comunidades pueden ser autosuficientes para la reproducción de su semilla en calidad y cantidad. Además de constituirse en una actividad propia de nuestros pueblos y no requiere de insumos y tecnologías que no sean locales.

Textos: Vladimir Rojas, Angélica Machaca – CENDA

Página 7 de 93