Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

CENDA

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

URL del sitio web: http://cenda.org Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ocho personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial (3,5 mil millones de personas). Se destruyen países (de Irak a Afganistán, de Libia a Siria, y las próximas víctimas pueden ser tanto Irán como Corea del Norte) en nombre de los valores que debían preservarlos y hacerlos prosperar, ya sean los derechos humanos, la democracia o el primado del derecho internacional. Nunca se habló tanto de la posibilidad de una guerra nuclear.


Los contribuyentes estadounidenses pagaron millones de dólares por la bomba no nuclear más potente jamás lanzada contra túneles en Afganistán, construidos en la década de 1980 con su propio dinero, gestionado por la CIA, para promover a los islamistas radicales en su lucha contra los ocupantes soviéticos del país, los mismos radicales que hoy se combaten como terroristas. Mientras, los estadounidenses pierden el acceso a la atención médica y son llevados a pensar que sus males son causados por inmigrantes latinos más pobres que ellos. Tal y como los europeos son llevados a pensar que su bienestar está amenazado por los refugiados y no por los intereses imperialistas que están forzando al exilio a tanta gente. Del mismo modo que los sudafricanos negros, empobrecidos por un mal negociado fin del apartheid, asumen actitudes xenófobas y racistas contra inmigrantes negros de Zimbabue, Nigeria y Mozambique, tan pobres como ellos, por considerarlos la causa de sus males.

Entretanto, circulan por el mundo las tiernas imágenes de Silvio Berlusconi dando el biberón a cabritillos para defenderlos del sacrificio de Pascua, sin que nadie denuncie que durante esos minutos televisivos miles de niños murieron por falta de leche. Como tampoco son noticia las fosas clandestinas de cuerpos desmembrados que constantemente se están descubriendo en México, mientras que las fronteras entre el Estado y el narcotráfico se desvanecen.

Como tenemos miedo de pensar que la democracia brasileña morirá el día en que un Congreso de políticos enloquecidos, corruptos en su mayoría, consiga destruir los derechos de los trabajadores conquistados a lo largo de cincuenta años, un propósito que, por ahora, los políticos brasileños parecen lograr con inaudita facilidad. Tiene que haber un momento en que las sociedades (y no solo unos pocos “iluminados”) lleguen a la conclusión de que esto no puede seguir así. Para ello, la negatividad del presente nunca será suficiente.

La negatividad solo existe en la medida que aquello que niega es visible o imaginable. Un callejón sin salida se convierte fácilmente en una salida si la pared en que termina tiene la falsa transparencia de lo infinito o de lo ineluctable. Esta transparencia, que es falsa, es tan compacta como la opacidad de la selva oscura con la que antes la naturaleza y los dioses vedaban los caminos de la humanidad. ¿De dónde viene esta opacidad si la naturaleza es hoy un libro abierto y los dioses un libro de aeropuerto? ¿De dónde viene la transparencia si la naturaleza, cuanto más se revela, más se expone a la destrucción, si los dioses sirven tanto para trivializar la creencia inconsecuente como para banalizar el horror, la guerra y el odio? Hay algo de terminal en la condición de nuestro tiempo que se revela como una terminalidad sin fin. Es como si la anormalidad tuviese una energía inusitada para convertirse en una nueva normalidad y nos sintiésemos terminalmente sanos en lugar de terminalmente enfermos. Esta condición deriva del paroxismo al que llegó el instrumentalismo radical de la modernidad occidental, tanto en términos sociales como culturales y 3 políticos.

El instrumentalismo moderno consiste en el predominio total de los fines sobre los medios y en la ocultación de los intereses que subyacen a la selección de los fines en forma de imperativos falsamente universales o de inevitabilidades falsamente naturales. En el plano ético, este instrumentalismo permite a quien tiene poder económico, político o cultural presentarse socialmente como defensor de causas cuando, de hecho, es defensor de cosas. Este instrumentalismo asumió dos formas distintas, aunque gemelas, de extremismo: el extremismo racionalista y el extremismo dogmatista. Son dos formas de pensar que no permiten contra argumentación, dos formas de actuar que no admiten resistencia. Ambas son extremadamente selectivas y compartimentadas de tal modo que las contradicciones ni siquiera aparecen como ambigüedades. Las caricaturas revelan bien lo que está más allá de ellas.

Heinrich Himmler, uno de los máximos jefes nazis, que transformó la tortura y el exterminio de judíos, gitanos y homosexuales en una ciencia, cuando regresaba de noche a casa entraba por la puerta trasera para no despertar a su canario favorito. ¿Es posible culpar al canario por el hecho de que el cariño que le tenía Himmler no era compartido por los judíos? A su vez, es conocida la anécdota de aquel comunista argentino tan ortodoxo que incluso en los días de sol en Buenos Aires usaba sombrero de lluvia solo porque estaba lloviendo en Moscú. ¿Es posible negar que detrás de tan acéfalo comportamiento no estuviera un sentimiento noble de lealtad y de solidaridad?

Las perversidades del extremismo racionalista y dogmatista están siendo combatidas por modos de pensar y de actuar que se presentan como alternativas pero que, en el fondo, son callejones sin salida porque los caminos que señalan son ilusorios, sea por exceso de pesimismo, sea por exceso de optimismo. La versión pesimista es el proyecto reaccionario que 4 tiene hoy una renovada vitalidad. Se trata de detestar en bloque el presente como expresión de una traición o degradación de un tiempo pasado, dorado, un tiempo en el que la humanidad era menos amplia y más consistente. El proyecto reaccionario comparte con el extremismo racionalista y dogmatista la idea de que la modernidad occidental creó demasiados seres humanos y que es necesario distinguir entre humanos y subhumanos, pero no piensa que ello debe derivar de ingenierías de intervención técnica, sean ellas de muerte o de mejora de raza. Basta que los inferiores sean tratados como inferiores, sean mujeres, negros, indígenas, musulmanes.

El proyecto reaccionario nunca pone en cuestión quién tiene el privilegio y el deber de decidir quién es superior y quién es inferior. Los humanos tienen derecho a tener derechos; los subhumanos deben ser objeto de filantropía que les impida ser peligrosos y los defienda de sí mismos. Si tuviesen algunos derechos, siempre deben tener más deberes que derechos. La versión optimista de lucha contra el extremismo racionalista y dogmatista consiste en pensar que las luchas del pasado lograron vencer de modo irreversible los excesos y perversidades del extremismo, y que somos hoy demasiado humanos para admitir la existencia de subhumanos. Se trata de un pensamiento anacrónico inverso, que consiste en imaginar el presente como habiendo superado definitivamente el pasado.

Mientras el pensamiento reaccionario pretende hacer que el presente regrese al pasado, el pensamiento anacrónico inverso opera como si el pasado no fuese todavía presente. Debido al pensamiento anacrónico inverso, vivimos un tiempo colonial con imaginarios poscoloniales; vivimos un tiempo de dictadura informal con imaginarios de democracia formal; vivimos un tiempo de cuerpos racializados, sexualizados, asesinados, descuartizados con imaginarios de derechos humanos; vivimos un tiempo de muros, fronteras como trincheras, exilios forzados, desplazamientos internos con 5 imaginarios de globalización; vivimos un tiempo de silenciamientos y de sociología de las ausencias con imaginarios de orgía comunicacional digital; vivimos un tiempo de grandes mayorías que solo tienen libertad para ser miserables con imaginarios de autonomías y emprendimiento; vivimos un tiempo de víctimas que se vuelcan contra víctimas y de oprimidos que eligen a sus opresores con imaginarios de liberación y de justicia social.

El totalitarismo de nuestro tiempo se presenta como el fin del totalitarismo y, por eso, es más insidioso que los totalitarismos anteriores. Somos demasiados y demasiado humanos para caber en un solo camino; pero, por otro lado, si los caminos fuesen muchos y en todas las direcciones, fácilmente se transformarían en un laberinto o en un enredo, en cualquier caso, en un campo dinámico de parálisis. Es esta la condición de nuestro tiempo. Para salir de ella es preciso combinar la pluralidad de caminos con la coherencia de un horizonte que ordene las circunstancias y les otorgue sentido. Para pensar tal combinación y, más aún, para pensar siquiera que ella es necesaria, son necesarias otras maneras de pensar, sentir y conocer.  O sea, es necesaria una ruptura epistemológica que vengo llamando epistemologías del sur.

(Traducción de Antoni Aguiló y José Luis Exeni Rodríguez)

pobres ricos dos

                    Foto: taringa.net

Boaventura de Sousa Santos

Académico portugués. Doctor en sociología, catedrático de la Facultad de Economía y Director del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coímbra (Portugal). Profesor distinguido de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU) y de diversos establecimientos académicos del mundo. Es uno de los científicos sociales e investigadores más importantes del mundo en el área de la sociología jurídica y es uno de los principales dinamizadores del Foro Social Mundial. Artículo enviado  Other News por el autor.

http://www.other-news.info/noticias/2017/05/se-necesitan-horizontes/#more-13173

http://www.alainet.org/es/articulo/185384.

En los últimos años en la comunidad de Chillavi (Prov. Ayopaya, Cbba), como en muchas comunidades de nuestro país, la introducción de variedades comerciales principalmente la “Waych’a”, ha provocado la erosión y reducción de variedades en el cultivo de la papa. Este fenómeno responde a políticas institucionales de empresas dedicadas al negocio de la semilla que promocionan variedades mejoradas, “certificadas” y paquetes tecnológicos dentro del modelo de monocultivos, pero también se debe al interés del mercado que en los últimos años reduce su preferencia a unas cuantas variedades.


 RECUPERACIÓN DE VARIEDADES Y REVITALIZACIÓN DE LA SEMILLA DE PAPA

Familias conscientes de este proceso que va en contra de la soberanía alimentaria, se dedican a la recuperación de variedades y la revitalización de las semillas a través del uso de la semilla botánica “mak’unku”, con el manejo de técnicas básicas y fácilmente adoptables.

PROCESO DE OBTENCIÓN DE SEMILLA DEL MAK’UNKU

En resumen, la técnica consiste en cosechar el “mak’unku” (las bayas de la planta de la papa), se deja madurar hasta que estén muy suaves, luego se las lava con abundante agua, separando la cáscara y la pulpa de las semillas, estas, se dejan secar a la sombra por 3 a 4 días y se almacenan en frascos de vidrio, en lugar seco y oscuro, para su posterior siembra.

Cosecha de makunku

Recojo de mak'unku (Abril, Mayo)

Lavado makunku

La semilla botánica de la papa se encuentra dentro de las bayas (mak'unku)

separando makunku

Lavado del mak'unku para la obtención de la semilla

semilla botánica

Semilla botánica de la papa

En un primer año de siembra y cosecha se obtendrán tuberculillos de 1 a 2 cm de diámetro, el segundo año se obtendrán tubérculos para semilla de buena calidad: sanas y vigorosas (nada que envidiar a las semillas obtenidas en laboratorios sofisticados) y el tercer año ya se obtiene papa de buena calidad para la venta.

LA SEMILLA BOTÁNICA DE PAPA INCREMENTA LA VARIABILIDAD (Genotipos)

Otra ventaja es que de una variedad de “mak’unkus” (de una parcela de Waych’a) se puede incrementar la variabilidad (genotipos) En nuestras experiencias con familias de Chillavi se obtuvieron: Una variedad con características de la planta madre, o sea Waych’a; dos variedades que aún se siembran en la comunidad, Yuraj Imilla y Pinta Boca; dos posibles variedades que ya no se siembran en la comunidad, Waca Chuchulli y Paco Imilla, y dos posibles variedades “nuevas”, lo que nos demuestra la potencialidad de la práctica para la recuperación y fortalecimiento de la biodiversidad. (El término posible se refiere a que estas variedades están en proceso de considerarse como tales para lo que deben mantener sus características al menos 7 años, y ya pasaron 5 años que no pierden las características que las identifican).

Flor de papa

Cultivo de la papa con la semilla botánica (2do. año)

VENTAJAS DE LA DIVERSIDAD GENÉTICA

La diversidad genética aumenta las posibilidades de producción de papa, se adaptan en diferentes pisos agroecológicos, cada variedad de papa tienen diferentes respuestas frente a la adversidad climática: heladas, sequías, granizadas; a plagas y enfermedades.

Los comunarios de Chillavi, van difundiendo sus experiencias por diferentes comunidades a nivel nacional, como propuesta de resistencia ante un modelo de producción basado en el monocultivo y que beneficia solo a empresarios dedicados al agronegocio en perjuicio de nuestra soberanía alimentaria.

Cosecha de papa

Cosecha de papa, luego de la siembra con semilla botánica (3er. año)

Texto: Vladimir Rojas - Agrónomo - CENDA

            Angélica Machaca – Agrónoma – CENDA

La minería, desde hace muchos años forma parte de la estructura económica de Bolivia. Lamentablemente esta práctica se desarrolla de manera insostenible, debido a los grandes impactos generados al medio ambiente. Oruro, es uno de los departamentos de Bolivia más afectados por la actividad minera, incidiendo de manera directa en la calidad de vida de sus pobladores y sus ecosistemas.


Adicionalmente, la minería, es una de las prácticas que demanda una mayor cantidad de agua, por lo que pobladores que viven cerca a los centros mineros, sufren escasez de este recurso. Poopó es una de las comunidades más afectadas a nivel nacional debido al extractivismo minero.

Hace 4 años (2013) un grupo de personas de las comunidades de la Sub cuenca Poopó y Pazña/Antequera, han trabajado junto a CENDA para realizar monitoreo comunitario y vigilancia de la calidad de agua en la zona.

Este grupo de monitores comunitarios de la zona, luego de una intensa capacitación teórica y práctica, fueron certificados en septiembre del año 2016 por la Global Water Watch “Red internacional de monitores comunitarios del agua”, que apoya a grupos de monitores comunitarios del mundo, para mejorar la calidad del agua y salud pública.

Este mes de abril, los días 17 a 19, como todos los meses, se llevó adelante el taller de capacitación teórica – práctica a los monitores comunitarios del agua en la población de Poopó, quienes posteriormente realizaron el monitoreo en nueve puntos clave de las comunidades de Poopó y Totoral.

Uno de los hechos de mayor relevancia durante el monitoreo en Totoral, fue una dura discusión con miembros del personal técnico de la mina privada “Bolívar” quienes cuestionaron los derechos de los monitores comunitarios del agua, para realizar vigilancia ambiental de la calidad de agua de las descargas de la mina.

A continuación imágenes que ilustran el trabajo de los monitores comunitarios del agua, verificando el daño del extractivismo al medio ambiente y la belleza natural del Altiplano.

1 Yassin y doña Petrona

Yasin Peredo técnico de CENDA y Doña Petrona de la comunidad Poopó dieron una presentación

sobre el parámetro oxígeno disuelto.

2 Abel Machaca poopo

Abel Machaca de la comunidad Poopó ejecutando el método de dureza total del agua

3 Fernando y niño Ethan

Fernando de Totoral y Ethan de Poopó colaboran en la presentación sobre turbidez del agua.

4 pimer dia de monitoreo

Primer día de monitoreo del agua en Poopó, Doña Petrona llevando a cabo el análisis de oxígeno disuelto.

5 Tecnicos de CENDA

Edwin Poma técnico de CENDA mediendo la temperatura del agua con Yasin Peredo.

6 Mina sinchi wayra

El grupo de monitores realizando el análisis del agua en el punto de descarga de la mina Sinchi Huayra .

7 equipo luego de monitoreo

Poopó: El equipo tras concluir el monitoreo comunitario del agua

8 análisis en puente desaguadero

Grupo de monitores realizando el análisis en los bordes del puente desaguadero.

9 Ethan futuro monitor

Ethan de 4 años, futuro monitor de Poopó

10 Monitores ayudando

Monitores llevando a cabo el análisis de calidad del agua en un pozo comunitario cerca de Poopó

11 Discusion con Mina Bolivar

Totoral: Personal de la Mina Bolívar, cerca de su efluente de descarga, cuestiona el trabajo de los monitores comunitarios. 

12 Monitores alumnos de colegios

Totoral: Estudiantes de la U.E. "Juan Lechín Oquendo"  elegidos como monitores comunitarios,

ejecutando el análisis de la calidad del agua en el pozo de la región Martha.

13 Estudiantes realizan monitoreo

Totoral: Jhessica y Fabiana fortaleciendo el proceso de capacitación como monitores comunitarios.

14 fabiana responsable parametro

Fabiana responsable del método oxígeno disuelto.

Texto:

Yasin Peredo - Técnico CENDA, Khem Rogaly

Fotos: Khem Rogaly - Estudiante Voluntario de Inglaterra

El 30 de abril del presente año, la subcentral de Ch'illka Grande, con sus cinco sindicatos: Ch'illka Grande, Ch'illka Chico, Wanuwara, Choro y Lawakollo de la provincia Tapacarí, organizan la 6ta Feria del Choclo y Toro Tinku. ¡Quedan todos invitados!


 En voz propia el compañero Carlos Becerra Mamani nos hace conocer las actividades que se desarrollarán en esta 6ta feria.

Los participantes podrán apreciar productos del lugar: papa, papa lisa, maíz, haba, arveja y otros, que se producen orgánicamente gracias a los saberes y conocimientos ancestrales.

2 Montañas tapacari

"En Ch'illka Grande en las montañas sabemos producir" Al fondo cerca al río el pueblo de Tapacarí.

5 Chillka Grande centro UE

Comunidad de Chi'illka Grande: Está la Unidad Educativa, el telecentro, la sede sindical y su canchita.

6 trigo verde

Cultivo de trigo, etapa de maduración.

7 Habas con casita

Cultivo de habas: "Las habas mejoran la tierra, hacen recuperar su alimento"

8 Habas en flor

Habas en plena floración: "Casi todas las familias sembramos habas, consumimos en

mote de haba verde y también en seco"

9 Cultivo maiz casita

Cultivo de maíz: "En algunas parcelas el maíz está en floración, en otros lados

ya estamos cosechando para hacer choqllu wayk'u"

También se apreciarán nuestras plantas medicinales, que utilizamos para curar enfermedades, como el dolor de cabeza, dolor de estómago, resfríos, mancharisqas, jap’iqas y otros.

Los tejedores traerán los textiles de la comunidad que son parte de nuestros conocimientos. Sabias manos tejen los ponchos, tulmas, polleras, sacos, phullus, talegos, sombreros, chumpis y otros.

Para degustar les ofreceremos alimentos sanos y naturales del lugar. Nuestra alimentación es resultado de la producción, las familias elaboran comida sana y nutritiva como la k’ispiña que nos servimos con leche, para la sama se prepara el phiri, durante la cosecha hacemos la wathiya, mote de maíz, choclo cocido con quesillo, habas piqtu entre otros.

10 Parcelas de maíz varios

La comunidad de Ch'illa Grande es una meseta, de clima tamplado.

Se puede observar bastantes cultivos de maíz.

11 Maíz en choclo

Cultivo de maíz, ya se puede cosechar para comer choclo.

12 Cosechando choclo

"Junto a mi hijo estamos en plena cosecha de choclo"

13 Choclo cocido bien

"Ummm, nos convidaron un delicioso choqllu wayk'u, muy tierno y fresquito"

En Ch’illka Grande también nos dedicamos a la crianza de ganado como las llamas, ovejas, cabras, caballos, vacas, gallinas: El ganado es nuestro ahorro, criamos para vender cuando necesitamos economía, también sacamos lana para tejer nuestras ropas.

La música no puede faltar, cada año inicia nuestro ciclo festivo, alegramos y agradecemos a la pachamama en carnavales, luego festejamos la pascua y para ello utilizamos nuestros instrumentos y tocamos música que viene desde nuestros abuelos como la sicureada con zampoñas y bombos.

Lo interesante en la feria será el gran encuentro del Toro Tinku, para ello los comunarios traerán los toros más fuertes de la región. Se entregarán premios a todos los expositores en todas las categorías.

Muy cordialmente invitamos a toda la población cochabambina y boliviana a que nos visiten en nuestra comunidad Ch’illka Grande. El ingreso es por el camino a Independencia, luego de pasar las “antenas” a mano derecha. ¡LES ESPERAMOS NO FALTEN!

Esta invitación nos hizo conocer el dirigente Carlos Becerra Mamani.

4 Ovejera

Por la mañana desde sus casas en Ch'illka Grande las pastoras suben a la loma para pastar las ovejas,

retornan al atardecer.

3 Cascada chillka lindo

Una linda cascada natural, con agua limpia corriendo entre las rocas.

14 compañeras

Afiliadas al sindicato Ch'illka Grande participan en la 1ra reunión informativa del proyecto:

"Agrobiodiversidad resilencia socioecológica y patrones de consumo alimentario,

en comunidades de la zona andina de Cochabamba". PIA-ACC - IESE - UMSS - CENDA

15 compañeros

Comunarios afiliados al sindicato Ch'illka Grande muy atentos en la 1ra reunión informativa del proyecto:

"Agrobiodiversidad resilencia socioecológica y patrones de consumo alimentario,

en comunidades de la zona andina de Cochabamba". PIA-ACC - IESE - UMSS - CENDA

16 zapatilla

PLANTAS MEDICINALES: "Esta zona alta es propicio para la jampi qhura "zapatilla".

Nos informaron que es excelente medicina para el dolor de espalda"

17 mensaje

En la pared de la Unidad Educativa de Ch'illka Grande, los alumnos con sus maestros y maestras

colocaron esta leyenda que nos invita a una profunda reflexión.

18 chillka chico

Esta es la comunidad de Ch'illka Chico, está al frente de Ch'illka Grande.

¡ASÍ ES LA COMUNIDAD DE CHILLK'A GRANDE!

VISITEN ESTE 30 DE ABRIL 2017, LA COMUNIDAD LOS ESPERA PARA COMPARTIR LA BELLEZA NATURAL, AIRE PURO, ALIMENTOS SANOS Y LA MÚSICA DE LA SICUREADA. TODO ESTO EN LA 6TA FERIA DEL CHOCLO Y EL TORO TINKU FERIA PARA REVALORIZAR LOS CONOCIMIENTOS ANCESTRALES FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

La 6ta Feria se lleva adelante con el apoyo de G.A.M. de Tapacarí, UMSS, CENDA, IESE, PIA-ACC.

Entrevista: Álvaro Copa – UNS-XX

Fotos: Julia Román M. - CENDA (2 de abril 2017)

PUBLICACIONES DE CENDA: En esta cartilla leemos el testimonio de quienes manejaron ancestralmente la tierra y el tiempo con sus propias estrategias, desde sus antepasados. Fueron los alumnos del Centro de Educación “SUMA SARTAWI” (Norte Provincia de Ayopaya) los que recopilaron y procesaron la información para realizar el autoanálisis de su contexto. El texto refleja la cosmovisión andina traducida en tres idiomas: quechua, castellano y aimara, ya que la zona es trilingüe.


El documento es la voz de los protagonistas, muestra la íntima relación con el territorio desde la colonización española y el consecuente proceso de mestizaje, cuando empieza a fracturarse el paradigma de vida de los indígenas originarios y se intenta recuperar en la Guerra del Chaco y la Revolución Nacional de 1952, no como un regalo político, sino como la lucha organizada de las bases.

En la cartilla los actores sociales, reflexionan sobre el contexto; buscan ese reencuentro con los usos y costumbres que desaparecen paulatinamente, en un medio que presiona constantemente hacia la modernidad? y el mercado.

Esta cartilla finaliza con una interrogante ¿Cómo podremos ejercer nuestro autogobierno y autonomía indígena, si nuestros usos y costumbres están en crisis?

Usted encontrará la cartilla en el Centro de Comunicación y Desarrollo Andino (CENDA), ubicado en la Av. Tadeo Haenke y Melchor Pérez Nº 2231 Cochabamba. Mayores informaciones al telf. 4243412.

Datos:

Cartilla: Nuestra Tierra, Nuestra Historia y Nuestro Territorio, edición Septiembre, 2009 Cochabamba-Bolivia.

Nº de páginas: 49 páginas.

Encuadernación: empastado.

Lengua: Quechua, Aimara y Castellano.

Precio: Bs. 10.-

Tamaño: Medio oficio

Página 9 de 93