Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

El tarwi se conoce en Bolivia desde antes de los incas, el tarwi fue un ingrediente principal en la dieta de los guerreros incas y se les daba a los niños para asegurar que crecieran sanos (Siglo XIV). Actualmente es parte de la gastronomía ancestral y particularmente cochabambinase lo conoce también como “chuchus mut’i”.


Cultivos andinos tarwi

Tarwi 1

El cultivo se realiza en las zonas más altas a unos 3800 metros de altura, los departamentos que producen son Cochabamba, Chuquisaca, Potosí, La Paz, Oruro y en otras comunidades del país, el cultivo es una vez al año con siembras que van de agosto a noviembre y se cosecha de marzo a mayo.

Quitar lo amargo y consumo

El tarwi por lo general se consume sin cáscara, luego de la cosecha debe lavarse para quitar lo amargo, comunario nos cuenta su experiencia: “La técnica tradicional es la siguiente: se ponen a hervir granos de tarwi, agregando habas secas que indicarán el punto final de cocción. Luego el tarwi se pone en bolsas y se deja en la corriente del rio, hasta que quede sin ningún sabor amargo, esto dura más o menos una semana”.

También se puede consumir en sopas, ensaladas, salsas, jugos y en los productos derivados como la leche y harina, entre otros; ya que tiene de 41 a 51 % de proteínas, 28.2 % de carbohidratos, 7,1 % de fibra, 15 % de calcio y 10 % de hierro.

Sus beneficios

El tarwi posee un valor proteínico, por sus altos contenidos de grasa, hierro, calcio y fósforo. Su consumo es recomendado para niños en etapa de crecimiento, mujeres embarazadas para evitar diversas enfermedades.

Estos granos andinos que contienen grandes cantidades de proteínas, vitaminas y minerales son importantes para un mejor funcionamiento del metabolismo y útiles para erradicar la desnutrición.

3 mote tarwi

Producción y comercialización

El tarwi en Bolivia tiene un rendimiento medio de 637 kilogramos por hectárea, llegándose a alcanzar una producción total anual de 1.208 TM (Toneladas Métricas) en una superficie estimada de 1.895 hectáreas (INE, 2008).

La comercialización del tarwi, la realizan los pequeños productores agropecuarios a nivel familiar, llevando para la venta a las ferias más cercanas de la comunidad, siendo los intermediarios los principales compradores y los que manejan el precio de los productos agrícolas y los pequeños agricultores en cada feria enfrentan condiciones desventajosas de negociación.

Los productores del grano de tarwi, entre otros productos, están sujetos a los precios que imponen los intermediarios, por esta razón que en algunos casos los productores prefieren almacenar su producto y esperar algún incremento en los precios, el tarwi puede ser almacenado por largos periodos de tiempo, a diferencia de otros productos, entre uno a dos años ofertándolo en las ferias locales principalmente cuando tienen alguna necesidad económica o cuando los intermediarios asignan mayores precios por la compra de este producto.

Flor de tarwi

Tarwi 2

Yakun tarwiqta insecticida

Uk kuraq tata niwanchis: “Kay yaku tarwikta manchay peligroso, jallp´asninchista atinman wañuchiyta. Chay yakuwan atillanchistaq khurusta wañuchiyta”.

Fuente: Archivo, Periódico El Totoreño/ El Mizqueño (1985) – CENDA

             Revista “Apthapi”, carrera agronómica UMSA.

Elaborado: Betty Villca - UNSXX

Visto 271 veces
Etiquetado como
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org
Inicia sesión para enviar comentarios