Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Tierra, Territorio y Derechos Colectivos

Oruro: Ayer comunidades Indígenas y poblaciones urbanas afectadas por impactos mineros de los departamentos de Oruro y Potosí solicitan a un miembro de Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tome conocimiento de la grave vulneración de derechos y exija al Estado boliviano que atienda las denuncias por los graves daños a la salud humana que se ocasiona la actividad minera.

 desarrollado 26 de marzo, con el propósito de promover acciones conjuntas entre organizaciones afectadas, como el Ayllu San Agustín de Puñaca, Ayllu Quellia, representantes la Coordinadora en Defensa de la Cuenca del Río Desaguadero y Lagos Uru Uru y Poopó (CORIDUB), las lideresas de la Red de Mujeres Organizaciones Red Nacional de Mujeres en Defensa de la Madre Tierra (RENAMAT), el Centro de Apoyo a la Educación Popular (CAEP) de Oruro, la Escuela de Líderes Ambientales (ELA), comunidades Urus, Huayña Pasto Grande, centrales regionales de Sora Sora  y bases de las comunidades de Cantumarca (PASOCAP), miembro del Consejo municipal de Potosí, entre otras organizaciones afectadas por la contaminación minera que degradan gravemente no solo el agua, el medio ambiente o suelo. El debate se focalizó principalmente en la salud, espacio que recogió propuestas de acciones que busquen salvaguardar las formas de vida de las comunidades.

“Es importante este tipo de encuentros, porque nuestro territorio está contaminado. La contaminación era en nuestras tierras, en nuestras aguas, y ahora está en nuestra salud. Debemos todos buscar ideas para solucionar” Abel Machaca Yugar, Tata Mallku autoridad máxima del Ayllu Puñaca, Oruro

El encuentro tuvo la presencia del pueblo indígena Weenhayek del depto. de Tarija, quienes compartieron su experiencia de recolección de evidencia de contaminación en el río Pilcomayo, además de la denuncia de contaminación por la rotura de un dique de colas de residuos mineros. La respuesta del Estado una vez más es rechazar la realidad pidiendo “Comprobar dicha contaminación” identificado como un patrón de vulneración de derechos del Estado ante las acciones de defensa territoriales y ambientales.

Asimismo, participaron técnicos y pobladores de comunidades afectadas en el país vecino de Perú, quienes compartieron sus experiencias de articulación de población intoxicada por la minería, así como sus logros en cuanto al desarrollo y normativa peruana lograda gracias a acciones de denuncia.

ENCUENTRO AFECTADOS POR MINERIA 2

Por otro lado, el caso Catamarca del depto. de Potosí, liderado por comunidades y un miembro del consejo municipal consolidaron una base sólida de evidencia de presencia de metales pesados en la sangre de 120 pobladores, cuyos laboratorios que comprueban que el 85% presenta plomo en la sangre. Además, el 90% de los niños sometidos a esta prueba reportaron la presencia de este metal tóxico en su cuerpo. Este tipo de resultados se repiten también en el municipio orureño de Poopó, tal es el caso del Ayllu San Agustín de Puñaca, quienes también detectaron metales tóxicos como arsénico, plomo y cadmio, que superan los estándares internacionales, ya que Bolivia no cuenta con una norma que establezca los valores de referencia para la concentración de metales pesados ​​en el cuerpo. 

“Las mujeres somos afectadas por la contaminación minera, la violencia contra el derecho a un ambiente sano, el derecho al territorio, ha sido vulnerado por el extractivismo. La minería ha contaminado nuestra tierra, nuestra agua, y ahora han afectado nuestra salud. Mujeres todas digamos cómo nos sentimos, cómo nos está afectando en nuestras comunidades”. Margarita Aquino, Red Nacional de Mujeres en Defensa de la Madre Tierra (RENAMAT)
 

El encuentro tuvo la presencia del pueblo indígena Weenhayek del depto. de Tarija, quienes compartieron su experiencia de recolección de evidencia de contaminación en el río Pilcomayo, además de la denuncia de contaminación por la rotura de un dique de colas de residuos mineros. La respuesta del Estado una vez más es rechazar la realidad pidiendo “Comprobar dicha contaminación” identificado como un patrón de vulneración de derechos del Estado ante las acciones de defensa territoriales y ambientales.

Asimismo, participaron técnicos y pobladores de comunidades afectadas en el país vecino de Perú, quienes compartieron sus experiencias de articulación de población intoxicada por la minería, así como sus logros en cuanto al desarrollo y normativa peruana lograda gracias a acciones de denuncia.

Por otro lado, el caso Cantumarca del depto. de Potosí, liderado por comunidades y un miembro del consejo municipal consolidaron una base sólida de evidencia de presencia de metales pesados en la sangre de 120 pobladores, cuyos laboratorios que comprueban que el 85% presenta plomo en la sangre. Además, el 90% de los niños sometidos a esta prueba reportaron la presencia de este metal tóxico en su cuerpo. Este tipo de resultados se repiten también en el municipio orureño de Poopó, tal es el caso del Ayllu San Agustín de Puñaca, quienes también detectaron metales tóxicos como arsénico, plomo y cadmio, que superan los estándares internacionales, ya que Bolivia no cuenta con una norma que establezca los valores de referencia para la concentración de metales pesados ​​en el cuerpo. 

Margarita Quino presidenta de la RENAMAT, en respuesta a la grave situación dijo: “Las mujeres somos afectadas por la contaminación minera, la violencia contra el derecho a un ambiente sano, el derecho al territorio, ha sido vulnerado por el extractivismo. La minería ha contaminado nuestra tierra, nuestra agua, y ahora han afectado nuestra salud. Mujeres todas digamos cómo nos sentimos, cómo nos está afectando en nuestras comunidades”.  

Frente a este panorama crítico, y con la firme convicción de encarar esta problemática, las y los participantes redactaron una carta simbólica dirigida a la Dra. Mishkila Rojas, miembro de la Comisión de pueblos indígenas de la CIDH, quien también compartió con los participantes de este encuentro, quienes realizaron una lectura simbólica de dicha carta como mecanismos de denuncia ante el sistema internacional. 

La denuncia que comprende los siguientes puntos: 

  1. El Estado boliviano no está asumiendo su rol de garante de derechos, por lo cual no está optando medidas para garantizar nuestro derecho a un medioambiente sano.
  2. El Estado boliviano, teniendo el conocimiento de que existe evidencia de presencia de metales pesados en el cuerpo humano de niños, niñas, mujeres, hombres; no está asumiendo medidas en políticas de salud, vulnerando nuestro derecho a la salud. 
  3. Hay una ausencia a nivel nacional de normativas y políticas públicas sobre planes especializados multisectoriales para la atención de personas afectadas por metales pesados y otras sustancias tóxicas.

Asimismo, se generaron propuestas enmarcadas en:

  • Promover la articulación de los pueblos afectados, a fin de generar un movimiento único con la finalidad de exigir la restitución de nuestros derechos constitucionales.
  • La necesidad de activar mecanismos de denuncia a nivel internacional, como la CIDH, ante la ausencia de un Estado garante de derechos.

El Encuentro da cuenta de la necesidad urgente de activar los mecanismos internacionales para la restitución de los derechos vulnerados de la población afectada, solicitando a organismos como la CIDH interceder ante el estado boliviano para que cumpla con su deber como garante de derechos humanos, ambientales, colectivos, territoriales y a la salud. 

Este espacio de debate y reflexciones fue impulsado por el Centro de Comunicación y Desarrollo Andino CENDA, Colectivo Casa y el Centro de Ecología de Pueblos Andinos.

 


Comunidades de Oruro y Poto... by Centro de Comunicación y De...



Redacción: Betzabe Saca Choque, Área Tierra Territorio y DDHH - CENDA 

 

 

 

Visto 905 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Marzo 2024 16:31
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios