Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Periodico Conosur

Durante el Gobierno de Evo Morales y el Gobierno Transitorio de Añez, el agronegocio del oriente va consolidando su propia agenda: Introducción de semilla transgénica; Ampliación de la frontera agrícola; Producción de biocombustibles; Exportación de carne de res; Suspensión de la verificación de la FES de la tierra.

Bolivia entre octubre, noviembre de 2019, vivió una crisis social y política, donde los derechos humanos de la población fueron violados s i s temát i c am e n te, con un alto grado de violencia. A los pocos meses, en marzo 2020, con la aparición del Coronavirus (COVID-19) y el bloqueo de caminos por 12 días, nuevamente se vivió la vulneración de los derechos a la vida, la salud, al libre tránsito, entre otros. A corto plazo sin lugar a duda se viene una crisis múltiple, es decir, a la crisis social y política, se sumará la crisis económica y ambiental, que la población, y en particular los sectores más empobrecidos la sienten. Lo que se ha podido observar son los altos niveles de corrupción, la inexistencia de estrategia ni planes para hacer frente a la pandemia, e impedir que los sistemas sanitarios de Bolivia colapsen.

 

Llama la atención la forma desvergonzada en la que Gobierno Transitorio, abre las puertas a los empresarios agroindustriales, que controlan el poder estatal, pues se apoderaron del Ministerio de Economía (Oscar Ortiz) y del Ministerio de Planificación del Desarrollo (Branko Marinkovíc), entre otros, para garantizar el refinanciamiento de deudas adquiridas por los agroindustriales, que alcanzan a la suma de “más de 600 millones (de dólares) estarían destinados como fondos de emergencia para refinanciar deudas de años anteriores y en condiciones muy favorables para los agropecuarios, 4 % de interés anual, 2 años de gracia, para no pagar los primeros años y a un plazo de 12 años”, afirma Gonzalo Colque.

 

Toda la población boliviana sabe que la alimentación de las familias está siendo garantizada por los pequeños productores campesinos, las comunidades indígenas de tierras altas y tierras bajas, quienes día tras día y mes tras mes, siguen trabajando sus parcelas para traer sus productos a las ciudades intermedias y a las grandes urbes.

 

Nos preguntamos ¿Qué incentivos se dará a los pequeños productores campesinos e indígenas?, ¿Por qué se privilegia a los empresarios y se tiene en el olvido a los campesinos e indígenas?

 

 

Redacción: Sergio Vasquez R.

Director Ejecutivo CENDA

Visto 41 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Septiembre 2020 22:06
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios
Top